Delmira Agustini - Nocturno




Engarzado en la noche el lago de tu alma,
diríase una tela de cristal y de calma
tramada por las grandes arañas del desvelo.

Nata de agua lustral en vaso de alabastros,
espejo de pureza que abrillantas los astros
y reflejas la sima de la Vida en el cielo . . .

Yo soy el cisne errante de los sangrientos rastros,
voy manchando los lagos y remontando el vuelo.